TALLERES

Los talleres previstos con motivo del III Congreso Internacional de Psicología del Trabajo y los RRHH se desarrollarán conforme a lo siguiente:

  • Fecha: 20 de mayo de 2019
  • Lugar: Auditorio Alfredo Kraus
  • Número máximo de participantes en cada taller: 20 personas
  • Número de participantes mínimo para la celebración del taller: 10 personas
  • Coste del taller por persona: 60€
  • Número de talleres disponibles en estos momentos: 3
  • Duración de los talleres disponibles: 2 horas
  • Idioma: el idioma de los talleres será el español
  • Inscripción: a través del formulario de inscripción de esta página web
  • Talleres disponibles:
TallerHorarioTítulo
Taller 111:30 - 13:30Bases de la Psicología y Salud Económica. Nuevos ámbitos de trabajo para el Profesional de la Psicología
Taller 215:00 - 17:00El Protocolo DRIyPS en el ámbito laboral, un modelo ecológico de evaluación de riesgos psicosociales, clima laboral y bienestar emocional​
Taller 317:30 - 19:30 Evaluación Individual en habilidades Asertivas para la prevención y el afrontamiento del estrés en el ámbito laboral.

Taller 1: Bases de la Psicología y Salud Económica. Nuevos ámbitos de trabajo para el Profesional de la Psicología

La economía se conforma como uno de los pilares básicos de la vida humana. Está presente en todos los actos del individuo condicionando su estar y su devenir El ser humano toma constantemente decisiones económicas que afectan a su vida.

  1. El comportamiento económico está profundamente involucrado en las decisiones de vida que toma para sí mismo o para su grupo de proximidad el ser humano.
    2. Las decisiones económicas están sustentadas en decisiones emotivas sobre bienes y servicios, involucrando dinero, tiempo y esfuerzo y un intento de resolver la tensión que se genera entre ahorro v/s gasto.
    3. Cualquier decisión económica que involucre elecciones o transacciones en gasto o inversión y que considere futuras ganancias y beneficios, es una decisión comportamental que lleva a cabo el ser humano determinado por sus emociones, pasiones miedos o deseos. La evidencia de tal dinámica requiere un acercamiento no financiero.
    4.- Los ciudadanos, precisan de la adquisición de indicadores específicos que mejoren sus comportamientos económicos y de relación con el dinero.

OBJETIVO

Estudiar y analizar cómo la economía afecta el comportamiento de los individuos y cómo dicho comportamiento afecta a su vez a la economía

TEMARIO

  1. Trayectoria de la Psicología Económica. Precursores 1900
    2. Concepto y Características de la Psicología Económica.
    3. Sujeto comprador y personalidad
    4. Campos de intervención

Los profesionales de la psicología deben de tener una incidencia directa en la dinámica de una economía que ha dejado de ser solo financiera.

Taller de 2 horas. Desarrollo: Aproximaciones teóricas, casos prácticos, e intervenciones

Más información sobre este taller: rcayuela@copc.cat

Taller 2: El Protocolo DRIyPS en el ámbito laboral, un modelo ecológico de evaluación de riesgos psicosociales, clima laboral y bienestar emocional

LÍNEA TEMÁTICA
Salud Laboral y Organizacional

MODERADOR
E. Manuel García Pérez, Psicólogo Clínico, fundador de GAC Psicología                 

INTRODUCCIÓN
Con la denominación DRIyPS, acrónimo de “Detección de Riesgos Individuales y PsicoSociales” proponemos una actuación en el ámbito de las empresas e instituciones, que constituye un planteamiento ecológico y no exclusivamnete medio-ambiental de los riesgos que suponen para las organizaciones las interacciones entre condiciones del trabajo y características de los trabajadores.
Aunque es común en la literatura profesional denominar “riesgos psicosociales en el trabajo” a determinadas condiciones y circunstancias del ámbito laboral como elementos constitutivos de posible daño o perjuicio a la salud del trabajador, nuestro Protocolo, basado en el Modelo de Campo, propuesto por J.R. Kantor (1958), y soporte conceptual de la Psicología Cognitivo Conductual Avanzada, se plantea de manera sustancialmente diferente a lo que viene siendo habitual.
En efecto, la consideración de que sean las características del ambiente laboral las responsables directas de los daños emocionales e indirectas de los posibles perjuicios de salud en los trabajadores (vía trastornos por estrés laboral) implica la consideración del ser humano como un ente pasivo, alguien que simplemente “sufre los efectos de tales circunstancias del contexto laboral”.  Por poner un símil, sería el equivalente a considerar que si dejamos en el exterior un objeto de hojalata, éste se irá oxidando por los efectos de los componentes del aire. El objeto de hojalata es un ente pasivo y, lógicamente, no dependerá de él el proceso de oxidación.
Sin embargo, los seres humanos no son entes pasivos, sino activos. Todas las personas desarrollan desde su infancia un numeroso conjunto de recursos: cognitivos, de control sobre las emociones e instrumentales, con la finalidad de poder “adaptarse a las circunstancias del entorno y conservar su integridad física, cognitiva y emocional.
El ser humano, tal y como describía Jacob Kantor en su “Psicología Interconductual” (1958) y D. José Ortega y Gasset en “La rebelión  de las masas” (1930) “es él y sus circunstancias”, lo que le “circunda”. Por eso, es imposible comprender el comportamiento de una persona: lo que piensa, lo que siente o lo que hace en una situación determinada sin conocer las circunstancias biográficas (sus experiencias previas), las características que lo convierten en la persona única que es; sus habilidades, sus capacidades para aprender, adaptarse y re-adaptarse a situaciones nuevas, etc.
Los planteamientos unifactoriales sobre los efectos en el trabajador de determinadas características de la organización del trabajo sobre su salud, todos ellos ajenos al individuo, han sido abandonados hace varias decenas de años; sobre todo a medida que se ha ido desarrollando la Evaluación y la Intervención Cognitivo Conductual en todos los ámbitos de la Salud. Como muestra de ello bien puede servir el siguiente “botón”: en el condicionado general de las pólizas  de salud de determinadas compañías se indica con toda rotundidad que solamente se abonarán sesiones de “terapia cognitivo conductual”.
Un ejemplo de lo expuesto lo representa muy bien la introducción al conocido Cuestionario  CoPsoQ-istas21, cuyas instrucciones reproducimos a continuación:
“La respuesta al cuestionario que tienes en tus manos servirá para realizar la evaluación de riesgos psicosociales. Su objetivo es identificar, localizar ymedir todas aquellas condiciones de trabajo relacionadas con la organización del trabajo que pueden representar un riesgo para la salud. Los resultados colectivos del cuestionario nos servirán para mejorarlas”.
No cabe duda de que el planteamiento conceptual y metodológico de este instrumento corresponde a una concepción del trabajador como un ene meramente “receptor de las influencias del entorno físico y social laboral”.
No es este el único caso; otros instrumentos elaborados con el mismo fundamento, comparten los mismos objetivos: “identificar”, “localizar” y “medir” los aspectos organizativos y sociales del entorno laboral que pueden constituir un riesgo psicosocial para la salud del trabajador.
Este no es el caso de nuestro Protocolo. La metodología que sigue el Protocolo que proponemos, se corresponde estrictamente con los planteamientos ecológicos, interactivos, de la Psicología Cognitivo Conductual Avanzada. Así pues, consideramos tan necesarios identificar y localizar aquellos aspectos de la organización del trabajo, como los factores psicosociales del entorno laboral, para ponerlos en interacción con el conjunto de recursos o destrezas de naturaleza cognitiva, emocional e instrumental, de los trabajadores.
Un ejemplo: dependiendo, al menos, del temperamento (característica permanente de una persona) la mayor o menor interacción social de sus jefes, subordinados o compañeros de trabajo con ella tendrá una influencia diferente. En algunos casos será el exceso de demandas de interacción un factor de estrés y en otros casos no lo será.
Por tal motivo, la consideración previa de que los trabajadores son personas con unas características específicas, diferentes de unos a otros, el Protocolo DRIyPS desarrolla de manera simultánea la evaluación de factores individuales de riesgo y de condiciones psicosociales del entorno laboral, a la vez que constituye un método óptimo para valorar el clima y el grado de bienestar emocional en la empresa u organización.

El resultado de esta evaluación aumenta la probabilidad de éxito: asegurar niveles de salud física, emocional y social, de los trabajadores, mediante el posterior Diseño de Medidas de Protección de Riesgos Psicosociales y Promoción del Bienestar Emocional. Estas medidas, en función de los resultados de la Evaluación Individual y Contextual llevada a cabo previamente, permiten ajustar los cambios del contexto y facilitar nuevos y más eficaces recursos a los trabajadores.
Como ejemplo podemos indicar que una acción de entrenamiento en control del estrés no es similar a la elaboración de una “tortilla de patata”, la cual, si está bien cocinada, sirve de igual manera para alimentar a cualquiera. Dependiendo de las características de unos u otros trabajadores un “seminario-taller de control del estrés o de habilidades de comunicación asertiva” tendría unos componentes y unos tiempos diferentes.

MÉTODO
En el presente taller se realizarán prácticas de aplicación del Cuestionario de Evaluación de Riesgos Psicosociales y Bienestar en el Trabajo  (García P., E.M. y García G., A., 2019) y del Cuestionario de Características Personales  (García P., E.M. y Magaz, A., 2011) así como, también, la elaboración de Conclusiones para el posterior diseño de un Protocolo de Reducción de Riesgos Psicosociales y Mejora del Clima y Bienestar Emocional. 

OBJETIVO
Facilitar recursos clave para la evaluación de riesgos psicosociales, ajustándolos a las características diversas de cada organización y sus trabajadores.

 DESTINATARIOS
Profesionales de la Psicología que trabajan en contextos de evaluación e intervención en Salud Laboral.

 MATERIALES
– Cuestionario de Evaluación de Riesgos Psicosociales y Bienestar en el Trabajo  (García P., E.M. y García G., A., 2019)
– Cuestionario de Características Personales  (García P., E.M. y Magaz, A., 2011)

Taller 3: Evaluación Individual en habilidades Asertivas para la prevención y el afrontamiento del estrés en el ámbito laboral.

LÍNEA TEMÁTICA
Emociones en el Trabajo

MODERADORA
Ángela Magaz. Psicóloga Clínica, Directora de GAC Psicología y Formación

INTRODUCCIÓN
La asertividad constituye una cualidad de la conducta humana que modula el estado emocional de una persona en situaciones de interacción social. En los contextos laborales, las interacciones sociales constituyen tanto una fuente de estrés como un elemento favorecedor del bienestar.  La segunda opción es más probable en organizaciones con líderes y mandos intermedios con actitudes y habilidades asertivas: auto-asertivas y hetero-asertivas

MÉTODO
Se realizará una autoevaluación de las personas participantes en el taller, analizando el estilo personal, los aspectos a fomentar y las áreas de mejora.
Empleando la metodología del “action learning” se realizará una sesión de entrenamiento asertivo con las claves para generalizar en contextos laborales: Seguridad, Autoestima independiente, Percepción de competencia, Comprensión y Respeto a las diferencias

OBJETIVOS
Disponer de un instrumento para la identificación de actitudes asertivas en adultos: hacia uno mismo y hacia los demás.
Conocer las estrategias y contenidos clave para el entrenamiento asertivo.
Identificar las aplicaciones del entrenamiento asertivo para la mejora de la salud emocional en las personas de equipos y organizaciones

PARTICIPANTES
Profesionales que trabajan en gestión de equipos y prevención de riesgos psicosociales

MATERIALES
– ADCA-1 Autoinforme de Conducta Asertiva
– Guion de entrenamiento asertivo